INICIO PINTURAS SOBRE LA ARTISTA BLOG CONTACTO

Leonardo da Vinci  - Símbolo de Genio Universal

Hacer un breve escrito sobre Leonardo da Vinci implica dos obligaciones: 1. No caer en una mera  descripción de sus logros 2. Intentar suprimir toda visión determinista y deshumanizadora que tiene la Historia del Arte sobre los genios pues toda afirmación tiene un ligero tono autoritario y es lo que deseo evitar.

 

Partiré con cierta vergüenza pues me temo que contradigo mis obligaciones  pero debo ahondar someramente en la vida de nuestro maestro renacentista  para entender o imaginar quién fue y cómo se relacionó con la vida y el mundo.

 

De alguna manera todos conocemos la obra de Leonardo da Vinci por intermedio de una excepcional  lista cronológica de sus grandes proyectos, escritos, dibujos, construcciones, inventos. Sabemos que pintó la Gioconda (1503- 1506) por encargo de Francesco del Giocondo un acaudalado mercader que deseaba el retrato de su esposa Lisa, obra que nunca entregó Leonardo llevándola consigo hasta el fin de sus días.

 

Pintó también La Ultima Cena (1495-1498) que se encuentra en el convento de Santa Marie delle Grazie lugar que Ludovico Sforza duque de Milán y mecenas de Leonardo había elegido para su tumba. Conocemos igualmente que fue un extraordinario dibujante, gran pintor que trabajó con perseverancia las luces y las sombras, la perspectiva, el volumen de las formas, se interesó por la escultura, la música, la arquitectura, las ciencias, la biología, las matemáticas,  la ingeniería, amante de los libros, gran observador de espíritu y mente curiosa, seguidor de las obras de Ovidio especialmente su obra Metamorfosis y  de Boccaccio con su creación literaria Decamerón entre otros libros de ciencia, filosofía y poesía.

La ultima cena Davinci

La Dama del Armillo  Aprox.(1485)

Asimismo es sabido que en aquellos años quien no estaba cerca de la gente con poder económico e influencias poco o nada podía hacer, es así como Leonardo durante su juventud y formación conoció a importantes, duques,  intelectuales y artistas, siendo aprendiz de Andrea Verrocchio y amigo de Sandro Botticelli, trabajó para Lorenzo de  Medicis y perteneció a la corte de Ludovico Sforza teniendo una extraordinaria actividad artística. Y por último no podemos dejar  de lado la increíble coincidencia que dos genios como  Leonardo y Miguel Angel se conocieran y que su relación fuera tanto admirativa como tensa.

 

Por lo tanto, todos dominamos cierta información sobre el talento y genio de Leonardo da Vinci. Incluso innumerables libros tratan sobre los estudios, dibujos y proyectos que tenía en mente nuestro genio. Pienso que nos encanta imaginar  el estilo de vida de Leonardo, los misterios que encierran sus obras, mas aun considerando el contexto histórico apabullante que se vivía en aquellos años entre fuertes cambios sociales, culturales, económicos, políticos y religiosos. Una transformación sustancial del Medioevo al Renacimiento (Siglo XV) surgiendo el Humanismo especialmente en Florencia, Italia.

 

Y entonces ¿Qué es lo nuevo que podemos decir de nuestro maestro Leonardo da Vinci? Podemos, mas que escribir, imaginar la energía desbordante que Leonardo tenía todos los días de su vida y el entusiasmo que sentía por aquello que lo rodeaba, para él la naturaleza, el mundo era un misterio que debía descubrir sin perder tiempo, cada momento de su existencia la dedicó para observar, estudiar e inventar cosas. Leonardo admiraba el movimiento de la naturaleza, sus procesos, ciclos. Era un inventor, poseedor de una increíble imaginación, un ser libre, un creador, un estudioso, un aprendiz y un maestro simultáneamente que supo utilizar su enorme talento con trabajo y disciplina férrea.

Hombre de Vitruvio (Aprox.1490) con anotaciones anoatómicas

Dibujos Caricaturas (1490)

Estudio considerado el antecesor del helicóptero (1486)

Leonardo además de toda su genialidad es un símbolo del hombre que desea conocer el mundo, que va mas allá de las dificultades personales y de una época donde no había desarrollo en la técnica ni menos la variedad de materiales para crear como hoy. Es  el hombre que no ha perdido la capacidad de asombro, de curiosidad, de inventar.  Es un símbolo que evoca una enorme energía creadora. Para nosotros este mundo, el mismo mundo que Leonardo conoció, obviamente con cambios tecnológicos, sociales, culturales, nos parece poco atractivo, creemos que todo se ha inventado, que todo lo sabemos, que no hay nada nuevo bajo el mismo sol que iluminó a Leonardo da Vinci. Hemos perdido la capacidad de observación, de estudio, queremos que nos entreguen los conocimientos lo mas simple y fácilmente digeribles, nos hemos alejado de la capacidad que tenemos de pensar, imaginar, crear, inventar, cuestionar.

 

Es cierto, admiramos la genialidad de Leonardo pero la historia del arte oficial nos ha alejado del hombre, del ser humano, de su esencia, porque sólo admiramos su inmenso talento, su genialidad y nos olvidamos del esfuerzo monumental que tuvo que hacer  para elaborar y concretar sus inventos, sus obras, por conocer, indagar la vida, la belleza. Leonardo es uno de los mas grandes genios de la humanidad pero fue ante todo un ser humano que frente a miles de obstáculos quiso saber mas.

 

El genio de Leonardo da Vinci es incuestionable pero no menos importante es entender la fuerza que lleva a un hombre a estudiar con tal firmeza y pasión la vida. Ese amor por el conocimiento es conmovedor, así como la curiosidad por observar y dibujar plantas, animales, la anatomía humana y la simetría de las formas. Leonardo escribió “El pintor es dueño de todas las cosas que el hombre pueda pensar, lo que existe en el universo existe por esencia, presencia e imaginación, el pintor lo tiene antes en su mente y luego en sus manos ”.

Mona Lisa (1503-06)

Rostro de Mujer (1508)

Estudio de Anatomía

El mundo para  Leonardo era inmensamente atractivo, origen inagotable de estímulos y enigmas. Él mismo era una especie de dios.  Podía crear a través de su talento nuevos escenarios, proyectos, esculturas, pinturas, dibujos, máquinas. Participaba activamente en las oportunidades que la vida le entregaba. Además para él todo representaba un micro espacio de métodos de trabajo. Utilizaba las herramientas sensoriales, perceptivas que el mundo le ofrecía.

 

Su identidad se mezclaba con el universo, no tenía los ojos vendados, miraba, escuchaba, sentía, palpaba. Era un hombre de intelecto, de sentidos, de intuición. Fue un adelantado de su época, muchas veces no tuvo y no pudo concretar todas sus ideas porque no existían los medios para hacerlas sin embargo estudiaba, inventaba nuevos caminos, nuevos mundos.

 

En los escritos que Leonardo hizo sobre  pintura y dibujo, podemos ver su parte mas humana. Las descripciones que hacía sobre su trabajo diario, sus persistentes experimentos, las fallas y aciertos en sus investigaciones nos demuestra que era un hombre que luchaba por conseguir innovaciones cognitivas. Era una genio que compartía con los demás sus escritos, avances y retrocesos. Un hombre que amaba la vida,  poseedor de una brillante inteligencia y una voluntad colosal. Para Leonardo la misión del artista era explorar el mundo visible con una intensidad y precisión absoluta, llegar alcanzar el misterio de la naturaleza y  la belleza.

INICIO SOBRE LA ARTISTA LENGUAJE PLASTICO BLOG PINTURAS CONTACTO

ahora puedes encontrar mis pinturas

en Ebay por sistema Paypal

Canal Oficial Vimeo Angela Suarez

Angela Suarez 2015 © Todos los derechos reservados.